Son Doblons se halla a poca distancia de lugares de gran interés natural, cultural y de ocio. Se puede llegar al mar, que está tan solo a 4 kilómetros, a través de caminos vecinales de piedra seca, que desembocan en un sistema dunar virgen.
Está igualmente a escasa distancia de la reserva natural de son Real, donde existen trazados en los que se pueden organizar excursiones a caballo, a pie o en bicicleta. Las playas vírgenes de la zona son de arena blanca y aguas turquesa y forman grandes arenales que se adentran en bosques de pinar.
En la zona hay también una necrópolis prehistórica así como otros vestigios arqueológicos como el Illot des Porros, que sorprenderán a los amantes de la arqueología.
Los pueblos, de gran belleza, de Artá, Petra, Capdepera y son Servera son los más cercanos a Son Doblons. En Son Servera destaca Sa Pleta Freda, una reconocida galería de arte, en la que han expuesto los principales pintores y escultores españoles contemporáneos.
A escasos 20 minutos en coche están los campos de Golf de Pula, Canyamel o Capdepera. También a escasa distancia están los clubs náuticos de al Colonia de San Pere, can Picafort y Port d’Alcúdia.